martes, 1 de abril de 2014

El chico que se escabulle por la ventana de mi habitación por Kirsty Moseley

Sinopsis

13628209
Amber Walker y su hermano mayor, Jake, tienen un padre abusivo. Una noche, el mejor amigo de su hermano, Liam, la ve llorando y trepa por su ventana para confortarla. Aquella acción desata una relación de amor/odio que se extiende por los próximos ocho años.
Liam ahora es un seguro y coqueto jugador que nunca antes ha tenido una novia. Amber todavía está emocionalmente temerosa por el abuso que ha sufrido a manos de su padre. Juntos, hacen una pareja improbable.
Su relación siempre ha sido incierta pero, ¿qué sucede cuando Amber empieza a ver al mejor amigo de su hermano un poco diferente? ¿Y cómo su hermano, que siempre ha sido un poco sobreprotector, reaccionará cuando se dé cuenta que el par se está acercando más? 
Título original: The Boy Who Sneaks in My Bedroom Window 
Autor: Kisty Moseley
Año: 2011
Puntuación:1/5       
                                  





Reseña por Priscila
Es muy desagradable tener un espacio para dar tu opinión de algo que no te haya gustado. Yo odio las críticas que no son dirigidas con respeto debido o con la altura suficiente. Pero la vida de un críticoque no soyes eso. Es criticar a los libros, películas y personas porque sí. Bueno; yo no voy a hacer eso. No va a haber un porque sí en esta reseña, va a haber una fundamentación de porqué no me ha gustado y pienso que nadie con un nivel literario prudente debería. Para gustos los colores y espero que nadie que le haya gustado el libro se sienta ofendido. Y reitero; no estoy diciendo que no lo leas, solo te cuento que si tienes ganas de leer algo bueno, no lo tomes.

Reseña

Todavía no tengo idea de cómo logré terminar este libro. 
Comencemos por la horrorosa prosa de Moseley. Al leerlo en español me obligué a mi misma a leerlo en el idioma inglés, para ver si era evidente un error de la traducción. Pero no lo era. Tanto como en cualquier idioma la narración es tan desordenada, infantil y predecible que hacen a cualquier buen argumento una porquería.
Los personajes son predecibles y débiles, como el malo que siempre es malo y el bueno que siempre es bueno. El chico perfecto que nunca deja de serlo y la chica inteligente con habilidades de zorra escondidas. Amber Walker es la típica chica hermosa, que obviamente no sabe que lo es. Todos los chicos están detrás de ella en el colegio pero a ella le importa solo una persona. Tuvo traumas en su infancia y preadolescencia pero lo logró superar porque un nene de diez años se acostaba a su lado (claro está sin hacer nada) y la cuidaba de sus pesadillas. En diez años nadie se dio cuenta. 
La madre de este chico, Liam, lo entendía (¡como no!) porque el estuvo enamorada de este "Ángel" desde los cuatro años. Plus, la madre de Amber nunca está en la ciudad para cuidar de sus hijos, aun después de los abusos causados a toda la familia. Liam es el chico más popular y caliente de la secundaria. Estuvo con un millón de chicas pero desde los cuatro años (¿tiene alguien consciencia a los cuatro años?) se enamora de la hermana de su mejor amigo, siendo ella la única chica que pudiera amar en su vida. Tan cursi que da escalofríos y tan falso que da gracia. La autora no construye ningún, reitero, ningún personaje real. El padre abusador no tiene que aparecer siempre con el rostro asesino y a la defensiva; Liam el chico perfecto no tiene porqué siempre decir cosas que nadie cree. Escribir un libro, sea de ficción o sea realista tiene que tener un reflejo a la realidad. Hay cuentos infantiles que tienen más realidad  y versatilidad que esto. El romance no es una pintura llena de cosas rosas, y aunque las cosas puedan salir bien, no es así. Cuestionemos esta frase, que hemos visto en casi todos lo géneros de fantasía y me lo encontré con esta novela en un realista.


“Ángel, mi gusto siempre ha sido el mismo. La fruta prohibida.” 


Cosas prohibidas. Primero tengamos en claro que uamor prohibido, imposible de concretar; es el que no se siente. El amor está en uno, así que si nos separamos o sea prohibido, sigue siendo amor. A lo que me refiero, un romance o pareja prohibida es el de un profesor a un alumno, de un hermano a otro, cuando dos personajes están separados por una dimensión invisible, no sé. Imagínenselo. No es no poder estar con la hermana de tu mejor amigo. Eso no es prohibido, no es ilegal, no es inmoralignoremos la treta esta del código de hombres porque no la aguanto—. Por favor dejemos de decir que una cosa es prohibida porque no podemos tenerla. Dejemos de decir platónico a un chico que vive a la vuelta de tu casa. Todo esto de las frutas prohibidas tiene una controversia muy social, en la que no quiero entrar. En fin y resumiendo: Liam está diciendo cualquier estupidez.
Parecía un guion barato de televisión adolescente sobre la trágica vida amorosa y parental de Amber Walker. Sé que todos tenemos gustos diferentes, pero definitivamente leer esto es demasiado agotador y me fueron inevitables las ganas de lanzar la computadora por la ventana mientras lo leía. No disfruté de su lectura.


Puntuación:


3 comentarios:

  1. Pues El libro es HERMOSAMENTE PERFECTO
    y solo a ti se te ocurrio senmejante estupidez de critica,
    aqui la porqueria sos voz querida!

    ResponderEliminar
  2. El libro es perfecto, la trama es preciosa y los personajes hermosos ¿cómo puedes criticarlo? ¿Eres tonta?

    ResponderEliminar
  3. tu critica me parece absolutamente correcta, ayer termine de leer el "libro" que ciertamente parece un fanfic, la trama es muy tierna y romántica, pero había veces que me daban ganas de vomitar mariposas y miel porla cantidad de cliché que había en la historia. sigue asi!! me gusta la forma honesta en que te expresas.

    ResponderEliminar

Gracias por tu opinión, duda, consulta, queja, pregunta, saludo, comentario o lo que sea de tu parte. Realmente, gracias.